COVID-19: consecuencias más graves para las mujeres y niñas haitianas